Sunday, May 14, 2006


White Rock - The Exploder (Our Mouth Records, Our Mouth Records#7, 2006)
Decididamente algo está cambiando en el trabajo de la pareja de Maya Miller y Mike Bernstein. Escuchar su trabajo -tanto en conjunto como por separado- antes implicaba disecar imparables ondas de estática y encontrarles algún sentido. En cambio, en prácticamente todas las grabaciones que han ofrecido en este 2006, tanto como Workbench, Black Quarter, Religious Knives o White Rock, la pareja ha dejado en claro un abrupto y afortunado cambio de dirección. Y es precisamente con esta nueva entrega de White Rock, grupo que une definitivamente a estos individuos con el gran dueto Mouthus, que esto no sólo se vuelve evidente, sino que además se deja ver en toda su magnitud.'The Exploder' es un trabajo escueto, apenas llegando a los veintiseis minutos y dividido en dos sobrecogedoras piezas gemelas.
La primera de éstas es una delicada jam armada a partir de fluídos drones ambientales. Tras un firme inicio, la banda decide afianza un paso lento. La persistencia del drone inicial, redondeada por las dulces notas de otro teclado se deja sentir como el llamado de animales nocturnos. Su paso es aterciopelado e inquietante. Las percusiones de Nate en el fondo emergen como la voz del compañero que acude al llamado, primero distantes susurros y luego firmes y constantes voces, dejando clara su presencia. Hacia el cierre, la intensidad es total y la música se ha vuelto un viento que envuelve los sentidos con su fragor de geométrica, perfecta belleza.
'Exploder II' es una pieza orgánica, llena de sonidos y de distancias. Ante la presión de un zumbido, la banda ofrece una serie circular de ofrendas percusivas con inclusiones improvisadas. Ante el refuerzo del zumbido generado por un teclado, la percusión busca por turnos persistencia y abstracción. Los contrastes son ligeros tonos ofrendados, ambiguas alternancias de dulzura melódica y de incertidumbre atonal. La tensión crece y con ella la necesidad de encontrar una salida. Al final, la ambigüedad gana y, tras algunos intentos vocales y de ligeras variaciones melódicas, la banda decide rendirse ante la inescapable estatura del drone.
'The Exploder', con apenas más de una veintena de minutos, es un disco lisérgico y cautivante, capaz de atrapar al escucha y de no soltarle como pocos. Sin duda, el complemento perfecto para el fantástico lp de Religious Knives. (S.S.)

1 comment:

mirtamirta said...

Éste sí es el mejor blog del mundo ;D

que no se actualiza por cierto desde hace mucho tiempo :'(

saludos!

ana