Sunday, January 22, 2006

Spectre Flux (Black Velvet Fuckere Recordings, s/n, 2005)

Spectre Flux es el proyecto solista de Pete Nolan, sobradamente conocido por su trabajo con Magik Markers, Shackamaxon, Virgin Eye Blood Brothers y muchos más. Y aunque me es inevitable mencionar el currículo, en realidad no es buena idea alimentar tantas premisas con base en lo dicho; 'Spectre Flux' es seriamente diferente de cualquier otra cosa que le haya escuchado a Nolan. Este cassette contiene una serie de jams compilados, cada uno de los cuales es inédito e independiente del resto en todo sentido.
Para comenzar, el sonido varía de pieza en pieza tanto como pueda pensarse, pasando de la electrónica que no se decide a tornarse abiertamente ruidosa de la primera, a su consecuente, que parece una más austera rendición del 'Tunnel of Goats' de Coil, en una larga y monolítica carga de caústicos drones. Incluso en los momentos que Nolan nos deja soñar un poco, como en la tercera pieza, el bajón del órgano que parece tejer un nuevo rumbo es ultimado por el corte abrupto.
El viaje es tal, que para el momento que el cuarto jam entra, ya no queda claro que es lo que se ha estado escuchando; si hay algo que no existe en absoluto en este artefacto es la cuestión genérica. Así,la pléyade de estilos culmina en una mística y larga interpretación de tintes orientales que, ligeramente tocados por una electrónica discreta y super viajada, nos dejan ante el ineludible silencio (bueno más bien el traca-track del cassette) que persiste hasta el final de la cinta.
El track único del lado b ofrece una corta y misteriosa improvisación en teclados con fuertes ecos de algunos de los más bizarros momentos del Ummagumma. En plena euforía psicodélica, la cinta arrastra su contenido magnético y deja en claro por que es el medio exacto para materializar estos estados psicotrópicos, atemporales e idílicos. Y así, con apenas cinco cortes, 'Spectre Flux' culmina.
Si esta nueva creación de 'Spectre Flux'es un indicador, entonces definitivamente hay que echar también un vistazo al sorprendente catálogo de la resurrecta Black Velvet Fuckere. Un gran cassette a escucharse compulsivamente.

1 comment:

jose angel said...

extraordinario.