Sunday, February 05, 2006


Nurse With Wound - Shipwreck Radio Vol. 1 (ICR, 2004)

Dándole continuidad a este breve espíritu revisionista que me ha ocupado recientemente, tuve la suerte de reencontrarme con una de mis bandas favoritas, Nurse With Wound, en términos definitivamente mejores que buenos. 'Shipwreck Radio Vol.1' es un disco en el cual Steven Stapleton estaba trabajando cuando tuve el honor de conocerle. En dicha ocasión él había estado poniendo algunas de las piezas recién editadas como discreta antesala a un concierto de Current 93. En esa ocasión, me comentó lo que yo ya había leído en Brainwashed, que él junto a Colin Potter habían estado trabajando en un gélido páramo del mundo haciendo música con guijarros y cualquier objeto que les pasara por el camino. Sin embargo, lo que había escuchado esa vez no concordaba con esta imagen de dos hombres golpeando rocas con micrófonos ambientales colgando de sus brazos. Se trataba más bien de una serie de pesados y largos drones sin mucho arreglo de estudio y más bien provistos de ese tipo de propiedades físicas que hacen que uno sienta ese relativo malestar o nerviosismo que parte de las mismas entrañas.
Ahora, finalmente, me encuentro con esos trabajos ya editados y en forma física en este bello empaque bajo la rúbrica de la ICR del propio Potter y descubro que de nuevo, contra lo que pudiera esperarse después de veinticinco años de ininterrumpida carrera, Stapleton sigue poseyendo una capacidad inigualable para sorprender. De un buen tirón, 'Shipwreck Radio' pulveriza cualquier noción establecida por otros trabajos recientes como 'She and Me Fall Together in Free Death' o los tres volúmenes de 'Angry Eelectric Finger' y aterriza a Nurse With Wound en una variedad de aspectos sin precedentes en su propia historia. Este primer volúmen es una de las actualizaciones más radicales que la enfermera haya sufrido en bastante tiempo, sin duda.
Presentes están muchos de los elementos habituales de otros trabajos. Los antiguos recortes de conversaciones que engalanaban sus anteriores trabajos han llegado finalmente a la era digital y sin demeritar, puesto que siguen siendo igual de estremecedores. Asimismo, la deformación aural de los sonidos más naturales del mundo -las gaviotas sobrevolando, el murmullo del viento, la lluvia- sigue ajustándose a las alucinógenas costumbres artísticas del -ahora- dueto.
En adición a esto, las herramientas de la banda han sido pulidas y sus capacidades han madurado de tal manera que, con la mayor naturalidad, el sonido es, honestamente, sobrecogedoramente confuso. La ilusión de estar escuchando caer la lluvia -sólo para descubrir que la lluvia se trata en realidad de una cortina de aplausos, que en realidad se trata de estática manipulada- es impactante. Los ruidos de fondo se entrelazan de una forma tan exacta que por momentos son tan corpóreos como si estuviesen al otro lado de los muros.
Y ni que decir del aspecto campy, que, a últimas fechas, se ha vuelto tan estremecedor en los trabajos de la enfermera. La deformación de una banda de guerra, la manipulación con la cual convierten su jolgorio en marcha fúnebre es así, precisamente, de estremecedor. Ésta, a pesar de las iniciales vicisitudes, ha sido sin duda una gran década para NWW, y este cd doble una buena muestra de ello. (S.S.)

4 comments:

suso said...

!!!Qué suerte el haberlo conocido personalmente!!!

Yo tengo varios discos de ellos, y me parecen una banda muy interesante.

Ruido Horrible said...

!!!Gracias por el comentario!!! Sí, fue toda una experiencia... el tipo es muy amigable. Desgraciadamente, cómo me ocurre generalmente cuando conozco a alguno de mis ídolos, sólo pude platicar un par de minutos y me puse muy nervioso y... bueno, al final fue un poco embarazoso... pero creo que valió la pena...
Me encantan sus nuevos discos. Me parecen tan buenos como los clásicos... espero poder reseñar algun otro de sus discos pronto.

-sergio

Gastón Pedraza said...

Hola, tengo el Echo Poeme: Sequence No. 2 y es en verdad que una maravilla, las voces como se van colocando y desarrollando con los ruidos de fondo y así, desde la portada hasta los 48 minutos que dura.Lo dices todo en tu reseña de éste disco. Un gusto ver tu página y sobre todo, escuchar de cosas que no conocía y que inediatamente estoy buscando, pues conocía a Nurse With Wound.
Saludotes.

Ruido Horrible said...

Gastón, gracias por el comentario!!!!

Realmente quiero escuchar el Echo Poem pronto. Por el momento, sé que NWW ha puesto a la venta un 7" llamado Sand Tangled Woman y la segunda parte del disco que aquí reseño. Espero poder escribir algo sobre ellos pronto. Cada nuevo disco de NWW es un mundo nuevo...
Muy buena tu página, por cierto!

-sergio